miércoles, 26 de marzo de 2014

Consejos para lidiar con la depresión







La depresión es mucho más que sentirse triste. Todos, en mayor  o menor medida, hemos pasado en algún momento de nuestra vida por períodos en donde nos hemos sentido decaídos o tristes.

Todavía me tropiezo con personas que piensan que la depresión es trivial o que se trata de una cuestión de carácter. Están equivocados. La depresión es una enfermedad real con síntomas reales, no se trata de un signo de debilidad o de algo de lo que se pueda salir por sí mismo.

La depresión afecta a las personas de diferentes maneras  y se suele manifestar con una amplia variedad de síntomas: sentimientos de tristeza y desesperanza duradero en el tiempo, pérdida de interés en las cosas que se solían disfrutar, pérdida de apetito y del deseo sexual, llantos espontáneos sin razón de ser, sensación de cansancio…

La gravedad de los síntomas puede variar desde lo más leve, como sensación de lentitud y desánimo, hasta síntomas más graves, como la sensación de que “no vale la pena vivir” o “ no encontrarle sentido a la vida”.

Si sientes que te encuentras con algunos de los síntomas que he mencionado,  busca ayuda. Los psicólogos tenemos herramientas eficaces para ayudarte a que te sientas mejor y puedas superar tu depresión.

Hoy quiero transmitir algunos consejos para lidiar con la depresión.



Fomenta la generosidad


Una de las cosas que podrías hacer es involúcrate en alguna actividad de ayuda a los demás.  Fomenta la generosidad. Diversas investigaciones coinciden en que la generosidad reduce el estrés y fomenta la sensación de bienestar, favorece a la salud y la longevidad.  Busca alguna manera de ayudar a otros.  Esto te hará sentir alegre y satisfecho contigo mismo.



No te aísles


Conecta con el mundo que te rodea, no te apartes de la vida.  Mantente conectado con amigos y familiares. El ser humano es un ser social, necesita del contacto de los otros para sentirse desarrollado.  Contar lo que te sucede hace que te sientas escuchado y hace que te desahogues. Socializándonos nos sentimos mejor con nosotros mismos.



Haz ejercicio


 Las personas que tienen hábitos de vida sedentarios son más propensas a la apatía y la tristeza que las que practican algo de ejercicio.  La razón de estas ventajas es que al poner los músculos en movimiento se produce un aumento del flujo sanguíneo haciendo que llegué más oxígeno al cerebro. De esta manera, se eleva el nivel de endorfinas provocando la sensación de bienestar.

Dedicarnos aunque sea 30 minutos de ejercicio al día hace que aumente la sensación de bienestar y disminuye el estrés mental. Aumenta y fortalece la autoconfianza. Mejora la imagen que tenemos de nosotros mismos.  Disminuye la sensación de fatiga, dando más energía y capacidad de trabajo.



Establece una rutina


Es común entre las personas con depresión que rompan con su rutina y que pasen gran parte de su tiempo durmiendo. Entrando en una rutina de sueño intermitentes.

Trata de levantarte  a una hora determinada y establece una rutina en actividades, tanto en comidas, ejercicios, etc.



Acude al psicólogo


Acudir al psicólogo está indicado en todos los momentos de nuestra vida en los que se tenga algún problema con la conducta, con pensamientos negativos o cualquier otro conflicto que no te dejen crecer como persona. Los psicólogos te enseñamos  técnicas para superar tus dificultades. Colaboramos contigo para ayudarte a resolver tus conflictos, intentando que cambies aspectos de tu forma de pensar y de actuar.



Soy plenamente consciente de que para las personas  que sufren depresión estas recomendaciones pueden resultarles  muy difíciles de llevar a cabo pero es necesario hacerlas para poderse encontrar mejor. Id haciéndolas  poco a poco y veréis los resultados.

Lic.

 Paula Cañeque

Miembro Oficial de BeBloggera

Entradas populares

Buscador en Internet

Búsqueda personalizada

LinkWithin

UNA VELA ENCENDIDA POR LOS QUE SUFREN

LOS BLOGS DE MIS HIJOS