jueves, 3 de enero de 2013

Un cuento corto de Año Nuevo







Dicen que cuando se acerca fin de año los ángeles curiosos se sientan al borde de las nubes a escuchar los pedidos que llegan desde la tierra.
- ¿Qué hay de nuevo? -pregunta un ángel pelirrojo, recién llegado.
- Lo de siempre: amor, paz, salud, felicidad…- contesta el ángel más viejo.
- Y bueno, todas esas son cosas muy importantes.
- Lo que pasa es que hace siglos que estoy escuchando los mismos pedidos y aunque el tiempo pasa los hombres no parecen comprender que esas cosas nunca van a llegar desde el cielo, como un regalo.
- ¿Y qué podríamos hacer para ayudarlos? – Dice el más joven y entusiasta de los ángeles.
- ¿Te animarías a bajar con un mensaje y susurrarlo al oído de los que quieran escucharlo? – pregunta el anciano.
Tras una larga conversación se pusieron de acuerdo y el ángel pelirrojo se deslizó a la tierra convertido en susurro y trabajó duramente mañana, tarde y noche, hasta los últimos minutos del último día del año.
Ya casi se escuchaban las doce campanadas y el ángel viejo esperaba ansioso la llegada de una plegaria renovada. Entonces, luminosa y clara, pudo oír la palabra de un hombre que decía:
- "Un nuevo año comienza. Entonces, en este mismo instante, empecemos a recrear un mundo distinto, un mundo mejor:
sin violencia, sin armas, sin fronteras, con amor, con dignidad; con menos policías y más maestros, con menos cárceles y más escuelas, con menos ricos y menos pobres.
Unamos nuestras manos y formemos una cadena humana de niños, jóvenes y viejos, hasta sentir que un calor va pasando de un cuerpo a otro, el calor del amor, el calor que tanta falta nos hace.
Si queremos, podemos conseguirlo, y si no lo hacemos estamos perdidos, porque nadie más que nosotros podrá construir nuestra propia felicidad".

Desde el borde de una nube, allá en el cielo, dos ángeles cómplices sonreían satisfechos.

Del libro: "Cuentos para Niños de 8 a 108 II" – Pancho Aquino (Poeta y escritor argentino)


Les deseo un muy Feliz 2013 lleno de LUZ que ilumine sus caminos, SABIDURÍA para elegir el correcto, SALUD para ganarle a los obstáculos, AMOR para recorrerlo más fácil, y FELICIDAD para hacerlo con optimismo. A todos los que han pasado, pasan y pasarán por aquí mis mejores deseos y un agradecimiento muy grande para que este espacio tenga sentido, y para él deseo que en este año podamos ser muchos más los que nos encontremos por aquí con más frecuencia. Con todo mi corazón

                                                            
maryempty

6 comentarios:

  1. Lindo cuento. Un feliz año nuevo te deseo a ti y los tuyos. Muchos abrazos, Mary.

    ResponderEliminar



  2. Este no es un verso, este es mi pensamiento y  sé lo hago saber a la brisa de la mañana para que te comunique entre las bambalinas de la emoción…

    Que pases un buen fin de semana, el primero de este nuevo año que se abre ante nosotros con muchas ilusiones y esperanzas puestas en el futuro...

    En tus manos dejo un ramo de madreselvas recién cortadas, para que su fragancia acaricie el crepúsculo de los sentimientos.

    Un abrazo breve
    pero con afecto.

    Atte.
    María Del Carmen



    ResponderEliminar
  3. Mis deseos para este nuevo año son:
    Que la brisa de este año nuevo despejen cualquier tristeza de tu vida. Que dios derrame sobre ti y tu familia una lluvia de Bendiciones.

    Mi regalito de Fin de año:
    http://img819.imageshack.us/img819/7762/20132m.jpg

    Te abraza con el alma tu amiga
    (¯`v´¯)
    `•.¸.•´
    ¸.•´¸.•´¨) ¸.•*¨)
    (¸.•´ (¸.•´ .•´¸¸.•´¯`•-> SOYPKS

    ResponderEliminar
  4. Muy bonito.

    :)

    Feliz 2013 también para ti.

    Besos.

    ResponderEliminar


  5. Apenas entrada la madrugada me siento llena de júbilo...Júbilo porque quiero confesarle a las colinas del viento cual golondrina viajera sin llegar a despertarlas, la alegría que brota dentro de mí, al añadirle un año más a mi vida.

    ¿Me acompañas…?

    Juntos nos reiremos, mientras compartimos la tarta y brindamos con las burbujas de los sueños para que se lleguen a cumplir los que se han quedado alojados en las agujas del tiempo…

    Y cuando la tarde valla apagando el humo de las velas, con la mirada del atardecer te daré el último beso del día.

    Gracias por haberme acompañado!!

    Atte.
    María Del Carmen



    ResponderEliminar

Que tus comentarios sean con respeto aqui te espera una Amiga.
MARY

Miembro Oficial de BeBloggera

Entradas populares

Buscador en Internet

Búsqueda personalizada

LinkWithin

UNA VELA ENCENDIDA POR LOS QUE SUFREN

LOS BLOGS DE MIS HIJOS