jueves, 19 de mayo de 2011

Carta de Winston Churchill a su esposa Clementine.


Enero 23, 1935

Mi querida Clemmie:

En tu carta desde Madras me escribiste algunas palabras muy queridas por mí, sobre cuánto enriquecía tu vida. No puedo expresarte qué placer me dio esto, porque me siento siempre de forma aplastante tu deudor, si puede haber cuentas en el amor.... Lo que ha sido para mí vivir todos estos años en tu corazón y compañerismo ninguna frase puede transmitirlo. El tiempo pasa velozmente pero, ¿no da felicidad ver cuán grande y creciente es el tesoro que hemos recolectado juntos, en medio de las tormentas y de las tensiones de tan agitados y en cantidad trágicos y terribles años?

Tu amante esposo

2 comentarios:

  1. Precioso, MARY. El amor siempre por encima de todo. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Que belleza, ojalá haya sido escrita con sinceridad.
    Mis besos con cariño para ti.
    mar

    ResponderEliminar

Que tus comentarios sean con respeto aqui te espera una Amiga.
MARY

Miembro Oficial de BeBloggera

Entradas populares

Buscador en Internet

Búsqueda personalizada

LinkWithin

UNA VELA ENCENDIDA POR LOS QUE SUFREN

LOS BLOGS DE MIS HIJOS