miércoles, 19 de enero de 2011

Un Relato Histórico

Quetzalcóatl,
 
 
 Según los aztecas, en los alrededores de Tula, vivía Quetzalcoatl, dios bueno y sabio que había traído consigo las semillas del cacahualcahuitl, para que los hombres contaran con un manjar que los mismos hijos del sol apreciaban. El magnífico jardín en que florecía el cacahutero servía a Quetzalcoatl para enseñar a sus discípulos la agricultura, astronomía, artes y medicina, esto le dio gran fama y aprecio entre todas las poblaciones. Existía sin embargo un dios del mal, representado por Tezcatlipoca, que envidiando a Quetzalcoatl le dio una bebida embriagante asegurándole que le aliviaría el corazón y lo rejuvenecería. El buen Dios aceptó beberla y por su efecto perdió la conciencia, al volver en sí, se sintió profundamente apenado por su proceder, ya que había pecado de vanidad, Quetzalcoatl quemó su casa y enterró todas sus pertenencias destruyendo así parte de su obra e inició una marcha hacia el horizonte, llegando hasta el mar donde se hundió en las profundidades, creando así el día y la noche, su recuerdo se vio fortalecido por el gran regalo que dio a su pueblo "el cacao".

3 comentarios:

  1. un abrazo m@ry,
    muchas gracias por tu dibujo y buena vibra
    te confieso soy nula con hacer dibujos con el pixel jajaja

    ten una semana preciosa!!!

    la historia y la fantasía se funden en hermosos cantos que el tiempo devuelve en pulsos cósmicos

    ResponderEliminar
  2. Hola, esta figura es muy conocida y hay muchas historias acerca de este Dios, pero no sabía lo del ese fruto tan prodigioso.
    Muy interesante,
    Un abrazo.
    Ambar.

    ResponderEliminar
  3. Mi querida Mary: Siempre me han gustado estas historias de la mitología azteca y esta del origen del cacao, del día y de la noche es muy bonita. Gracias.

    Mil besos y mil rosas.

    ResponderEliminar

Que tus comentarios sean con respeto aqui te espera una Amiga.
MARY

Miembro Oficial de BeBloggera

Entradas populares

Buscador en Internet

Búsqueda personalizada

LinkWithin

UNA VELA ENCENDIDA POR LOS QUE SUFREN

LOS BLOGS DE MIS HIJOS